Termino Adentro de mi Novia Gringa

Santo cielos!, le llené el coño y aún así la rubia culona quería seguir montando mi suprema polla, nos conocimos mientras hacíamos turismo, el amor nació de forma muy natural, nunca pensé que esta hermosa rubia que una vez simplemente me pareció atractiva, pocos días después fuimos a cenar y a las pocas semanas ya estábamos abrazados desnudos y mi verga chocando su vulva, sus manos, sus piernas y ella sonriendo, he tenido culos en mi polla, es una sensación deliciosa y placentera como no se imaginan, tal vez sí, pero como esta gringa dudo que hayan chicas que puedan mover así el culo, chupar toda la leche y encima exigir más con una dulce sonrisa.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!