Piernas Ricas de Chica en el Viaje

Vaya viaje de regreso a casa!, qué ganas de acariciar con amor las piernas de esa chica y abrirlas para hacer muchas cosas con mi boca, ya saben, hacer gritar de placer a una hembra oralmente, esas cosas hacen feliz a un hombre, pero las circunstancias no eran favorables, estaba en el bus de regreso a casa, a ella ya la he visto muchas veces, pero ese día estaba con una faldita y las piernas cruzadas que me quedé babeando, la chica fingió no darse cuenta de nada, pero sé que era consciente de la proximidad de mi polla que a cada momento se endurecía más… estoy seguro que a más de uno le ha pasado, esas chicas del autobús, son las que nos alegran el viaje de regreso a casa.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!