Novia Evangélica Follando de Perrito

Es un poco desordenada, no limpia mucho su habitación, pero es muy cariñosa y a veces excede su nivel de puta, lo cual es curioso porque cuando entré a su habitación con permiso de sus padres claro, la encontré rezando, me abrazó y en seguida se desvistió, se puso de perrito y yo ya estaba con la polla más enérgica que nunca, en medio de todo ese desorden follamos, su coño estaba inusualmente ventilado esa tarde pues se tiró varios pedos vaginales, a causa de mi violenta forma de penetrarla evidentemente, es divina cuando se excita y no puedo evitar esos momentos de penetración furibunda, a ella le gusta que haga eso.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!