Novia Boliviana con Tacones Antes de Follar

Yo tenía que ir a trabajar un largo turno de madrugada en el hospital, ella teme por mi integridad física, que nunca regrese, siempre le lamo el coño negro y peludo antes de ir a trabajar como cábala para que me vaya bien, pero esa noche ya se me hacía tarde, ella pedía: «dame verga, dame leche que muero si no lo haces», logró su cometido, pero antes grabé cómo se masturbaba, no siempre lo hace porque tengo la costumbre de sacar la verga y clavarla sin miramientos en su elástica vagina, no lo hace nada mal, esas manos hacen maravillas con mi verga, veo que con su propia vagina también, esos tacones le dan un toque de sensualidad que me encanta.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!