Mujer Casada Infiel Follando con Otro

Su esposo es mi compañero de trabajo, siempre pensé que el tipo tenía mucha suerte porque desde que la vi por primera vez he deseado tener esas tetas en mi cara y su culo encima de mí, nunca pensé que ese deseo intenso se concretaría, qué mal que ese tipo descuide tanto a una hembra alfa como ella, todo empezó en un elevador donde coincidimos, conversamos, finalmente no pude más y la besé, ella me correspondió, le chupé las tetas, no pudimos hacer nada más así que fuimos a mi apartamento donde ella no dejaba de meterse el dedo mientras me miraba sacudirme la polla, así es como terminamos en esa pose, ella en todo momento quiso estar encima de mí, me dijo que su esposo nunca había llegado tan profundo como yo, así le metí con más velocidad la polla hasta correrme dentro de ella, si la embaracé mi hijo lo criará otro!

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!