Morena Sexy se Corre a Chorros

Antes de ese estallido de jugos vaginales le estuve chupando el coño, usando lengua y agarrándole la teta, tengo especial habilidad con mi lengua y me sale natural, por alguna razón me gustan mucho los coños negros, de esos que parecen haber recibido tantas pollas que necesitan un poco de amor y no tanta penetración iracunda, pero resulta que ella es de las chicas que tiene como prioridad el orgasmo, el clímax, el placer supremo, así que luego de comer su sabroso coño usé mi mano, no había en ese momento disfrute más rico que meterle la mano, estimularla hasta que me bañe con todo su squirt, escucharla gritar así solo me daba satisfacción, luego de todo ese chorro de líquidos femeninos le metí la verga, me gané ese derecho.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!