Montando la Verga del Novio Hasta Correrse en su Vagina

Mi dulce novia, a pesar de que varias veces ya ha colapsado al tratar de tragar toda mi verga, ella lo sigue intentando, le gusta sacar mi leche con su boquita, esas arcadas a veces me dan miedo, siento que me va a masticar la polla, por eso solo mama unos minutos, después se sienta encima asegurándose que mi polla penetre bien su coño de puta, esa noche habíamos visto una película de terror, esa siempre es su excusa para follar más fuerte, de forma casi satánica, me dice que es su manera de relajarse… yo sé que es su instinto de puta lo que la mueve a follar así, me encanta cuando agarra sus nalgas y las separa para que sienta su hueco más abierto, así son las noches con mi novia.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!