Follando con las Comadres Calientes

Era la primera vez que veía a dos hermosas mujeres frotando sus coños, es la famosa pose de tijera, nos reunimos para hablar sobre un negocio en sociedad que queremos sacar adelante, pero no sé cómo, las cosas tomaron un giro altamente sexual, una de ellas la que está encima de la otra fue quien me enseñó las tetas y le dijo a la otra que se animara, yo ya tenía una erección kilométrica, nos fuimos a la cama para follar con mayor comodidad, cuando fui a cerrar la puerta con llave y regresé ellas ya estaban sacando chispas impactando armoniosamente sus vaginas, fue rico ver eso, la mazorca no la podía tener más dura, me las follaba de rato en rato dándoles momentos para ellas.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!