Follando a mi Novia Colegiala con Tacones

Estaba por irme porque ella tenía que estudiar, algún día será una gran bióloga, pero somos jóvenes y mi polla siempre quiere entrar en su mojado y apretado coño, fue la primera vez que follamos en su casa, todavía vive con sus padres, ella estaba con esos tacones que hacen lucir sus piernas mucho más hermosas de lo que ya son, le dije que moría por chuparle esa vagina que tantas veces antes había frotado con mi dedo, estaba con su falda de colegiala, ya no la usa porque le queda muy pequeña, pero por esa ocasión tan especial se la puso y me puso la polla dura y casi con vida propia, la chupó y luego la montó, le dolió, pero mis caricias la hicieron sentir mejor, llevé al orgasmo a mi novia, gime muy rico, parece llorar, es un poco loquita.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!