Follando a la Vecina y la Lleno de Leche

La visité con la excusa de que necesitaba un poco de leche, al final ella fue quien pidió leche. Me invitó a pasar, su novio trabaja en un hospital y supuse que los momentos de sexo intenso no son frecuentes en su vida, eso no está bien, la vecina es linda, tiene buen culo y desde hace mucho tenía ganas de penetrarle hasta mis bolas, cuando estaba sirviéndome limonada me puse de pie y la tomé de la cintura, froté mi verga en su culo, ella no quiso al principio aduciendo que amaba a su novio, después de haberle hecho estallar el coño de placer creo que lo debe estar pensando mejor, puse el móvil en el piso para obtener un ángulo diferente y que dejara ver todo su hueco siendo dilatado por mi verga, la hembra no dejaba de gemir, creo que me quería decir algo, las palabras no le salían!

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!