Follando a la Amiga Después de Comer

Esas albóndigas con puré de patata estuvieron deliciosas, pero más deliciosas sin duda fueron sus tetas, su culo, ella es mi amiga y me invitó a cenar, es hermosa nunca lo he negado ni nada, pero tenía novio hasta hace poco y por lo que comprobé ese día, su culo necesitaba la verga de un buen macho como yo, primero cenamos, conversamos, bebimos unas copas de vino, se retiró un momento y cuando regresó estaba con ese delantal y nada debajo, empezó a acariciarse las tetas, mi verga no podía más así que la puse contra la cocina y luego de mordisquear peligrosamente sus nalgas empujé una y otra vez mi enorme pieza de verga hasta hacerla ver estrellas, qué mujer!, pasamos de la amistad al amor con una follada de antología… de lo que me estuve perdiendo por tanto tiempo.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!