Esposa Follando con el Mejor Amigo

Sé que no debí, fue un acto de traición para con mi amigo, pero ella me sedujo, de hecho habíamos bebido y estábamos un excitados ambos, en el taxi nos besábamos y yo le agarraba sus tetas y metía mi dedo en su coño, ella me agarraba la polla y la apretaba, una vez en el hotel me confesó que su marido no tenía la verga tan grande, cuando vio mi miembro viril no dejaba de pedirme que le meta hasta los huevos de ser posible, qué delicia fue sentir su hueco saltando sobre mi polla sin quitarse su calzón tipo lencería negra, es toda una viuda negra, un culo como el de la esposa de mi amigo merece ser empalado de esa forma, me gustó que se golpeara el coño mientras la follaba, también se la metí por el culo, para que entienda que ni su marido ni nadie se la follaría como yo.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!