Bajo la Falda de Bailarina Sin Ropa Interior

Fueron buenos tiempos aquellos en los que podíamos ir a la discoteca y ver el show especial de esta bailarina que a su vez atendía el bar cuando no salía al estrado a bailar como una vulgar zorra, sin calzón y pidiendo la verga de un viril macho a gritos, lo malo de todo es que en esos momentos en los que a las decenas de entusiastas de su coño ella nos mostraba todo literalmente, a sus lados estaban horribles guardaespaldas, para no pasarnos de la mano, pero pude grabar muchas veces, ese coño siempre lo tenía peludo, muy lubricado, era como si se masturbara al bailar así, sacudiendo el coño y lo hacía tanto que los que estábamos abajo solo podíamos observar babeando, ella lanzaba por momentos chorros de fluido vaginal, qué inolvidable vagina por dios.

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!