Amiga Mojada Montando con Hilo Rojo

Nunca antes me habían dejado las bolas tan duras y secas a la vez, esta amiguita usó su hilo rojo de la suerte para sentir toda la dureza de mi polla en su coño y lo consiguió, nos conocimos en una reunión de moteros, cada vez que salimos a sentir el rugir de nuestros vehículos luego la muy golosa necesita sentir el rugir de mi polla y esta vez le llené el coño con mi leche, normalmente se la escurro en toda la cara, pero esta vez me tuvo en una posición en la que no podía hacer casi nada más que tener el mástil de carne duro, sin embargo la culona me hizo gozar como pocas veces, es la primera vez que me la follo con su hilo dental rojo puesto, antes era solo para juegos previos, parece que la motiva a follar con más ganas y dicho sea de paso, le pone el coño más húmedo que de costumbre!

Tu opinión nos importa, ¡déjanos un comentario!